Portada del sitio > Pastoral > Cultura vocacional > Pescador

Pescador

Miércoles 5 de junio de 2019, por Alianza en Jesús por María

¿Qué significa “ser pescadores de hombres”? No es secreto ni nada nuevo que algunos de los discípulos de Jesús eran pescadores, trabajo con el que mantenían a sus familias. Ellos estaban acostumbrados a ir al mar, echar la red y esperar para poder sacar pescados y venderlos. También sabían que no podían tener una pesca exitosa si sus redes no tenían las condiciones adecuadas. Estas debían estar limpias, remendadas y en buen estado, y, aunque el pescador fuera el más hábil, sus esfuerzos serían inútiles si las redes no cumplían con estas condiciones.

Un buen día, Jesús les dijo: “Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres” (Mateo 4:19). Me imagino las caras de aquellos hombres al pensar: ¿Cómo vamos a tirar redes para atrapar a otros hombres? A lo que Jesús se refería con ser “pescadores de hombres” era a pescar almas para Dios.

La Real Academia Española define la palabra “pescar” como: “Sacar algo del fondo del mar o de un río”. Aquí, lo que Jesús quería darles a entender al indicarles que serían pescadores de hombres era que ellos iban a sacar las almas del mar del pecado y muerte. Jesucristo quería usarlos a ellos para expandir el reino, que ellos fueran y ganaran almas para salvarlas de la muerte eterna.

Lo interesante aquí es la manera en que los discípulos reaccionaron, dice en el versículo 20: “Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron”. En Lucas 5:11 indica: “Dejándolo todo, le siguieron”. Ellos estuvieron dispuestos a dejar todo lo que estaban haciendo, a dejar todo lo que tenían para seguir a Cristo. ¡Wow! Esa es la actitud que todos deberíamos tener, dejar todo por Cristo. Dejar nuestro estilo de vida y las comodidades a las que estamos acostumbrados para seguirle y alcanzar más vidas, así como nosotros fuimos alcanzados y hechos salvos.

Y tú, ¿estarías dispuesto a dejarlo todo y ser un pescador de hombres?