Portada del sitio > Venerable D. Antonio Amundarain > Escritos del Venerable D. Antonio Amundarain > Palabras del Venerable D. Antonio Amundarain sobre San José

Palabras del Venerable D. Antonio Amundarain sobre San José

Jueves 18 de marzo de 2021, por Alianza en Jesús por María

Palabras del Padre Fundador en la festividad de San José -1954 -

San José es el Protector de las almas consagradas y tenemos que tener mucha intimidad con él. Santa Teresita y otros Santos, han tenido un especial cariño y devoción a San José.

La Alianza descansa en la especial protección de San José, porque la Alianza está precisamente formada por almas consagradas, María y Jesús viven de un modo especial en la Alianza. María… Jesús… y donde está María y Jesús allí está José. José, no puede nunca separarse de estos dos personajes. Aquí está la Sagrada Familia, aquí está la Trinidad. Jesús, José y María tienen que vivir necesariamente en la Alianza. Yo cada vez más, siento esta alegría, esta satisfacción de haber dispuesto que en todos los Centros, en todos los Retiros y en todas nuestras Capillas, siempre, las primeras imágenes a las que habéis de dar un culto extraordinario, eran estas tres: Jesús, José y María. Su colocación en los altares, no es preciso que estén en el centro, a un lado o a otro, el caso es que estén en nuestros altares y no hay Retiro en donde no se encuentren.

Por eso, amadísimas mías, la Alianza tiene esta gran defensa y ya que tuvimos la dicha de que esta Casa se inaugurase y se celebrase la primera Misa en el día de hoy –hace tres años-, seguir vosotras invocando con todo fervor la protección y ayuda de San José. Si vivís bajo su protección y le amáis no os perderéis, os defenderá lo mismo que defendió a Jesús y María.

Su poder está en el Rey; pues aunque tengáis que pasar por trances apurados, confiad, ya que San José será siempre vuestro gran Protector.

Antonio Amundarain
19 –3-1954

San José os guarde

(Campanilla del Maestro nº 33)

“Lo que yo quiero deciros es que este gran Santo fue escogido por Dios para ser ayo y guardián fidelísimo del Niño Dios y de la benditísima Virgen María, y que el cargo lo cumplió admirablemente, con grandes sacrificios y con suma fidelidad y exactitud.”

“Y lo que añado es que la Iglesia llama a San José Guardián de las vírgenes…”

“En las Escuelas de Jesús se debe querer de un modo singular a San José, y las niñas todas, que quieran guardarse inocentes, limpias y puras, como los ángeles y como la Virgen Santísima, deben recurrir con amor filial a este Padre y Tutor de la Iglesia.”

“…Pues, que San José os guarde a todas…”

Vuestro capellán,
Antonio