Portada del sitio > Pastoral > Oración y reflexión > Enséñame y recuérdame

Enséñame y recuérdame

Lunes 25 de mayo de 2020, por Alianza en Jesús por María

Ven Espíritu divino Manda tu luz desde el cielo Padre amoroso del pobre Don en tus dones espléndido.

Espíritu de Dios

Enséñame la humildad y la sencillez de vivir contento con lo que tengo, de no querer más, de no esperar más.

Enséñame que solo se vive en cristiano cuando se tiende la mano al que sufre, se busca sin fin al perdido y se abre la casa al de fuera.

Enséñame esa ley misteriosa de la vida de que abrazar lo nuevo exige soltar lo gastado Y el sonido diferente de la vida solo lo enseña el silencio.

Recuérdame que Dios me quiere sin límite, sin medida, sin fecha de caducidad. y que sus abrazos, duran siempre, al menos, tres minutos.

Recuérdame, una y otra vez, que todos somos hermanos, que no hay extranjero ni asesino que quede fuera de mi fraternidad.

Recuérdame, en fin, que el paso del tiempo no gasta las cosas ni mata los sueños que tienen aroma de eternidad.

(Severino Lázaro, sj)