Portada del sitio > Pastoral > Canta y ora dos veces > Dime María

Dime María

Lunes 16 de agosto de 2021, por Alianza en Jesús por María

Lety nos lleva al Señor.

DIME, MARÍA

El sábado es día de limpieza en el monasterio. Estaba entre las fregonas, bayetas, mopas y, al ser la víspera de la Asuncion de María, me puse a meditar sobre este misterio. He aprendido que las fiestas de los santos se celebran ya en las vísperas para prepararlas.

Meditaba sobre cómo, una vez acabada su vida terrestre, fue llevada en cuerpo y alma al Cielo. Pero, por más que le daba vueltas, mi cabeza, tan limitada, no llegaba a nada y le pedía al Señor que me diera el don de sabiduría y entendimiento para poder entender un poco sobre este misterio.

Me acordé de una canción, que había escuchado, que lleva por título: “Dime, María”. Me la puse mientras limpiaba, y la verdad es que me llenó de paz.

Donde mi razón no había llegado, la letra de esta canción sí llegaba. Habla de María de una manera sencilla, le pregunta a María: “¿Qué le cantas a tu Hijo cuando duerme, cuando se despierta y llora de repente? ¿Cómo limpias las heridas cuando, de tanto jugar, se lastima las rodillas el que calmará la mar?”

Es verdad… Yo intentaba ver a María desde un ángulo que no podía. Ahora la veo desde otro, desde el humano, como Madre, y la pregunto: “Dime, María, ¿cómo cuidaste a Jesús? ¿Cómo era cuando volvía de predicar? ¿Qué te decía cuando no le entendían? ¿Cómo te hablaba de nuestro Padre Dios?”.

Mi oración se transformó: dejé de meditar en el misterio y pasé a un diálogo con María. Esto me lleno de paz. Sentía a María cerca mío, mostrándome a su Hijo. Y dentro de mí resuena: “Dime, María. Cuéntame todo de Jesús, quiero conocer todo, porque cada día quiero vivir más de Él. Dime cómo era, dime qué hacía, dime cómo escuchaba, dime cómo abrazaba, dime cómo sonreía… Dime, María”.

En mitad de nuestras vacaciones, la Iglesia nos regala a María para que la miremos y le pidamos conocer y amar cada día más a Jesús. Ella en su corazón lo guardaba todo.

Hoy el reto del amor es hablar con María de corazón a corazón. Pregúntale todo lo que quieras, Ella te lo irá contando.

Aquí te dejo el link de la canción que me ayudó: